¿Qué es lo más relevante de la Ley Fintech?

¿Qué es lo más relevante de la Ley Fintech?

Lo más relevante de la Ley Fintech
Rate this post

Cada vez son más las plataformas para realizar pagos de forma online. Algunas de las más conocidas son Paypal o MercagoPago. También están en auge los fondos de inversión para proyectos en créditos o capital mediante el crowfounding. La Ley Fintech se enmarca en la necesidad de proteger el dinero que se mueve en internet.

México es uno de los países con mayor número de empresas Fintech en Latinoamérica. Por eso, se decidió promulgar esta ley para poder regular todas las operaciones que se realizan a través de estas plataformas. 

Desde SlightPay queremos ofrecerte toda la información que necesites para que sepas de qué se trata y para que conozcas tus derechos como consumidor. En este artículo vamos a explicarte paso a paso lo más importante sobre la Ley Fintech en nuestro país. 

¿Qué es la Ley Fintech?

La Ley Fintech fue aprobada en 2018 y tiene como objetivo brindar más accesibilidad a productos y servicios financieros online así como establecer un marco de normas para dichas empresas. Es decir, esta ley propone regular todas las operaciones que se realicen a través de internet, como pagos electrónicos y financiamientos colectivos o crowdfunding. 

Además, esta ley también contempla la regulación de activos virtuales que están avalados por compañías financieras, como las criptomonedas. 

Con la Ley Fintech, se busca también que existan herramientas para el desarrollo del sector Fintech, y así promover mejores condiciones de competencia en las operaciones de servicios financieros

Esta ley está dirigida principalmente a todas las instituciones de tecnología financiera. De acuerdo a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se trata de instituciones que trabajan con plataformas que faciliten las operaciones de servicios financieros. 

Las autoridades afirman que uno de los puntos positivos de contar con una regulación para este tipo de operaciones, es hacer énfasis en la transparencia y seguridad para todo el sistema financiero de México. La normativa permite al usuario la posibilidad de supervisar, denunciar y exigir mejoras en estos servicios de forma directa.

¿Qué regula la Ley Fintech?

La Ley Fintech busca proteger a todos los usuarios de las Instituciones de Tecnología Financiera. Pero, además, intenta prevenir operaciones fraudulentas como el lavado de dinero o el financiamiento al terrorismo. 

Principalmente, la Ley Fintech regula tres nuevos tipos de empresas:

Instituciones de financiamiento colectivo o crowdfunding

Son empresas que permiten proponer un proyecto y generar contactos con posibles inversionistas interesados en el mismo. De todos modos, la Ley Fintech no regula el crowdfunding de donación y el de recompensas o regalos, porque entiende que son servicios que no forman parte de instituciones de tecnología financiera. 

Instituciones de fondos de pago

Refiere a empresas que desarrollan sistemas electrónicos para brindar la posibilidad de realizar operaciones a través de ese medio. Estas plataformas permiten crear una cuenta a nombre de sus clientes para que depositen o reciban ingresos de terceros y controlar todas las operaciones en tiempo real. Se pueden reconocer cargos, abonos y también los cambios de divisas o criptomonedas que los clientes autoricen. 

Empresas que quieran ofrecer servicios financieros a través de las nuevas tecnologías

Empresas que quieran ofrecer servicios financieros a través de las nuevas tecnologías: la Ley Fintech prevé que estas empresas le presenten a las autoridades financieras mexicanas sus modelos de negocios. De esta manera, las autoridades financieras que supervisen estos servicios podrán autorizar de forma temporal este nuevo modelo, con la posibilidad de prorrogarlo por un año más. 

¿Qué es una Fintech?

El concepto Fintech todavía está en proceso de definición porque se trata de un fenómeno reciente. La palabra “Fintech” es la unión de los vocablos en inglés “finance” y “technology”, y se refiere a los servicios de las empresas del sector financiero que utilizan nuevas tecnologías para que se realicen operaciones. 

Entonces, “Fintech” es un concepto que engloba a aquellas empresas financieras tecnológicas que aportan ideas y brindan la posibilidad de crear proyectos financieros. Todo esto es posible gracias a las nuevas tecnologías de información, a la big data o las aplicaciones móviles que están involucradas en las operaciones financieras

De este modo, podemos decir que uno de los principales propósitos de estas compañías es añadir valor a los servicios financieros tradicionales. Y además, también brindan soluciones prácticas a las operaciones administrativas, contables y económicas gracias a la innovación tecnológica. 

En términos generales, las empresas Fintech sirven para:

  • Agilizar procedimientos de pago y transacciones financieras de forma online. 
  • Impulsar infraestructuras para los servicios financieros con el uso del data science, big data, blockchain, business intelligence, etc. 
  • Gestionar activos digitales y mejorar las políticas monetarias alternativas. 
  • Mejorar las políticas de ciberseguridad y desarrollar sistemas para trabajar con bases de datos. 
  • Desarrollar automatización de procesos financieros digitales. 
  • Llevar a cabo actividades crowdfunding para impulsar proyectos. 

Este tipo de empresas tuvieron un crecimiento importante a nivel mundial durante la pandemia de coronavirus. Según los datos recogidos por el Global Covid-19 Fintech Market Rapid Assessment Study, en el último periodo el 60% de las empresas Fintech lanzaron productos o servicios alternativos. 

En este sentido, el informe destaca que aumentaron en un 38% las aperturas de canales de pago adicionales. Además, crecieron en un 35% los servicios no financieros de valor agregado y también un 35% las campañas de financiación para covid-19. 

Es por eso que, ante el crecimiento de las operaciones online y de las instituciones financieras tecnológicas, la Ley Fintech se vuelve fundamental para asegurar las transacciones online. Los usuarios necesitan tener garantías para sentir mayor confianza en el mercado financiero digital. 

El crecimiento de las empresas Fintech en el contexto de pandemia tiene varias razones. Una de ellas tiene que ver con el aislamiento social: eso hizo que en todo el mundo, las ventas online se potenciaran. 

Los comercios que no contaban con plataformas o modalidades de compra online tuvieron que crearlas para poder subsistir. Además, el aislamiento social también generó un crecimiento en los pagos contactless, debido al miedo que se generó al contacto físico y la manipulación de dinero. 

Según un estudio realizado por Mastercard, en mayo del 2020 el 35% de los usuarios en América Latina y el Caribe, aumentaron sus pagos a través de tecnología contactless. 

Y por otro lado, los pagos con QR terminaron de afianzarse por completo. Aumentaron no solo su ticket promedio, sino también la cantidad de comercios que adhirieron esa nueva modalidad de pago. 

Otra de las razones del crecimiento de empresas Fintech, es la necesidad de solicitar un crédito. Esta tendencia se vio con mayor fuerza en sectores más vulnerables. La caída de la actividad económica también derrumbó el mercado de préstamos al consumo. 

A medida que la economía se fue recuperando, también empezó a crecer la necesidad de créditos. El sector fintech de crédito al consumo abarca a un sector de la población que está excluido por el sistema financiero tradicional. Por lo general, se trata de personas que no están bancarizadas y que, además, cuentan con ingresos informales. 

¿Cómo opera la Ley Fintech?

Como mencionamos anteriormente, la Ley Fintech establece normativas para que los usuarios operen con mayor seguridad. Todas las startups que sean autorizadas, podrán operar bajo esta ley. 

En principio, el organismo gubernamental encargado de autorizar a las instituciones tecnológicas financieras es la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Esto se realiza mediante el Comité de Autorización Interinstitucional que está integrado por la CNBV, el Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

Actualmente, la CNBV se encarga de supervisar a más de 5000 entidades financieras que realizan operaciones bajo la Ley Fintech. A partir de su sanción, el organismo comenzó a controlar las instituciones tecnológicas financieras vigentes y las que se empezaron a crear desde entonces.

Son varios los requisitos que hay que cumplir para poder operar bajo la Ley Fintech. A veces puede parecer un trámite burocrático y complicado, pero es necesario cumplir con la normativa para brindar la mayor protección a los usuarios. 

Además, es importante asegurarse de que las startups que solicitan autorización no representan riesgos de lavado de dinero. 

Los requisitos que deben cumplir las instituciones financieras para poder operar bajo la Ley Fintech son cuatro: por un lado, presentar una solicitud por escrito, luego anexar documentación, informar acerca del programa sobre cuestiones de antilavado de dinero y prevención de terrorismo, y por último acreditar el correcto funcionamiento de la empresa.

A continuación, vamos a detallar los pasos que tienes que seguir para que tu Institución Tecnológica Financiera solicite la autorización correspondiente: 

1. Solicitud por escrito:

La solicitud debe presentarse ante la CNVB, y tiene que establecer lo siguiente: 

  • Nombre de la Institución Tecnológica Financiera con domicilio en México. 
  • Oficinas e infraestructura en México. 
  • Información sobre accionistas y estructura de capital. 
  • Administración y vigilancia. 
  • Plan de negocios y argumentos del proyecto. 
  • Anexos del escrito de solicitud. 
  • Puntos petitorios. 

  2. Documentación 

Junto a la solicitud escrita, se debe agregar además la siguiente documentación: 

  • Estatuto y objeto social bajo el cual se regirán (debe incluir la denominación de Institución de Fondos de Pago Electrónico a su nombre)
  • Constancia de capital mínimo con el que la empresa cuenta para operar (no menor a 500 mil UDIS).
  • Organización e integración de los órganos de vigilancia y administración.
  • Plan de negocios (con nombre, características, funcionamiento, cobertura geográfica, cargos y comisiones, estrategias de promoción, público objetivo del producto y análisis de la competencia). 
  • Características generales de los productos tecnológicos (apps móviles y plataformas). 
  • Modelo de atención a reclamos (plazo de resolución y canales de atención). 
  • Estudio de viabilidad financiera (descripción del modelo financiero que utilizan, ingresos y gastos esperados).
  • Estados financieros proyectados.
  • Proyecto de manuales de operación y administración de riesgos. 

3. Información sobre Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo

La Ley Fintech obliga a las instituciones a presentar esta documentación para garantizar la mayor seguridad posible en las operaciones financieras. Las empresas deben anexar: 

  • Un manual de Cumplimiento que describa las políticas de identificación y conocimiento del cliente, y las medidas y estrategias internas para cumplir con la Prevención de Lavado de Dinero (PLV) y Financiamiento al Terrorismo (FT). 
  • Además, la Fintech deberá presentar un escrito bajo juramento donde manifieste que cuenta con un sistema automatizado de PLV/FT. 

4. Documentación para el inicio de operaciones 

Por último, la Institución Tecnológica Financiera deberá anexar la versión final de una serie de documentos indispensables para el desarrollo de las operaciones. 

  • Manuales de operación, Control Interno, de Uso de Medios Electrónicos, Administración de Riesgos, y todos los que la empresa haya contemplado para su funcionamiento y que hayan sido aprobados por su Órgano de Administración.
  • Inscripción en el Registro Público de Comercio (actas de asamblea o resoluciones unánimes).
  • La versión final del establecimiento de un programa anual de pruebas. Si surge un cambio significativo en la Infraestructura Tecnológica, procesos, productos y servicios, la versión anterior. 
  • Políticas y procedimientos de capacitación al personal involucrado. 
  • Enviar por mail el nombre de la persona responsable de la calidad y envío de la información de la Institución Tecnológica Financiera a la dirección “cesiti@cnbv.gob.mx”.

¿Cómo averiguar si la Fintech fue autorizada para operar?

Toda la información que refiera al estado de los trámites aparecerá en la web oficial de la CNBV o en el Padrón de Entidades Supervisadas (PES) que se encuentran disponibles en internet. 

También es importante destacar que la CNBV publica las Guías de Procesos de Autorización para las Instituciones de Tecnología Financiera, las cuales explican detalladamente cada documento que mencionamos en este artículo. 

Si todavía tienes dudas, puedes enviar un mail a la CNBV a la dirección supervisionfintech@cnbv.gob.mx para realizar cualquier pregunta respecto a los procesos de autorización.

Conclusión

En definitiva, la Ley Fintech es una normativa fundamental para brindar una mayor seguridad a los usuarios que manejen su dinero a través de internet. En los últimos años, y con mayor fuerza durante la pandemia, crecieron exponencialmente las empresas que ofrecen servicios de tecnología financiera. 

Es indispensable, entonces, contar con una regulación que proteja a todos por igual, y así evitar cualquier riesgo relacionado al lavado de dinero y al financiamiento al terrorismo. Para inscribirse como Institución Tecnológica Financiera se debe presentar una serie de documentaciones que respalden las operaciones y permitan transacciones seguras. 

Si te interesó este artículo, puedes seguir leyendo:

Mejores plataformas de comercio electrónico para tiendas en línea

Evolución del e-commerce en México

¿Cómo cambió el comportamiento del consumidor tras la pandemia?

¿Cómo evolucionarán las compras digitales?