Evolución del e-commerce en México

Evolución del e-commerce en México

E-commerce en México
Rate this post

El e-commerce en México no para de crecer. Hoy en día todo negocio necesita contar con una tienda online, independientemente de qué sea lo que vende. Los consumidores se vuelven cada vez más digitales y el servicio puerta a puerta está pasando por su mejor momento.

¿Por qué ocurre esto? Hace años que Internet penetra cada vez más en nuestras vidas. Casi sin darnos cuenta, aspectos de nuestro día a día que fueron siempre analógicos, comienzan a digitalizarse. Este es el caso también en el consumo de todo tipo de productos y servicios.

Pero, ¿cómo llegamos hasta aquí? Te contamos todo sobre la evolución del e-commerce en México. Cuándo empezó, qué permitió su crecimiento y hacia dónde van las tendencias. Ten en cuenta esta información a la hora de optimizar tu tienda en línea. 

¿Cuándo inició el e-commerce en México?

El primer antecedente del e-commerce mexicano actual se remonta a la década de 1990. La llegada al país de tiendas como eBay y Amazon dieron inicio a una práctica entonces novedosa: comprar en línea desde casa.

En ese momento, la ventaja de la experiencia online consistía en conseguir en las grandes tiendas digitales productos provenientes de otros países. Las compras internacionales habían sido, hasta entonces, una rareza. 

Pero recién en 2015 es que la evolución del e-commerce nacional comenzó a dar pasos agigantados. En ese momento, las empresas comenzaron a invertir significativamente en el costado digital del comercio. Los resultados no tardaron en hacerse ver.

Poco a poco, los usuarios fueron entendiendo que comprar en Internet podía ser seguro. Y que, además, las ventajas y comodidades de esta alternativa no son pocas.

Si bien la evolución del e-commerce en México no puede considerarse acabada, su crecimiento en los últimos años fue impresionante. Veamos por qué.

Características del mercado que permitieron su crecimiento

La evolución del e-commerce en México es única en la región. Su crecimiento exponencial es año a año superior al que se presenta en otros países latinoamericanos. 

Es cierto que el acceso y tiempo de uso de Internet es relativamente bajo en nuestro país. El líder regional en este aspecto es Brasil. Sin embargo, la velocidad del crecimiento del e-commerce en México es superior. El potencial es enorme.

Comparación de precios

Antes era necesario recorrer amplias distancias para poder comparar realmente el precio de diferentes marcas de un sector. Hoy, esta comparación está a un click de distancia.

Si hay algo que Internet ha facilitado a sus usuarios, es el acceso a la información. Y cuando hablamos de compras, la información más relevante es casi siempre la misma: el precio.

La evolución del e-commerce en México se explica a partir de las nuevas comodidades que todo consumidor puede disfrutar. Consultar en simultáneo las tiendas digitales de dos, tres o cuatro marcas competidoras hace de la compra inteligente una tarea mucho más sencilla.

Precios competitivos

Pero los beneficios que gozan los consumidores no solo tienen que ver con una mayor comodidad. Internet es como una gran arena en la que todas las empresas que ofrecen algo parecido están en permanente lucha.

En consecuencia, hay cada vez menos lugar para la tiranía de los precios. Por supuesto que siempre existirán alternativas económicas y caras para cada tipo de producto o servicio. Pero el margen de arbitrariedad se redujo significativamente.

Hoy no importa tanto si tu tienda está en la galería de compras más exclusiva o en un barrio de bajo perfil. La clave está en contar con un buen e-commerce y ofrecer una buena experiencia de navegación y de compra. 

Los consumidores están cada vez más alfabetizados digitalmente. Saben buscar exactamente lo que necesitan y encontrarán la mejor alternativa que se ajuste a sus expectativas y su bolsillo. Frente a este escenario, las marcas no tienen otra alternativa que ofrecer precios competitivos.

La pandemia potenció el e-commerce en México
Photo by Pickawood on Unsplash. Licencia CC0

Tendencias

Algunas tendencias en el uso de Internet están contribuyendo al crecimiento del e-commerce en México. Te contamos de qué se tratan y cuál es su impacto.

Mobile

Cada año aumenta en México (y en el mundo) la cantidad de horas que las personas pasan navegando en Internet. Sin embargo, el tiempo frente a las pantallas de las computadoras va disminuyendo. ¿Por qué? Porque el futuro es mobile.

El creciente acceso y uso de smartphones modifica nuestra relación con el mundo digital. Conectarse a Internet dejó de ser un momento puntual, un paréntesis. Cada vez más, nuestra vida digital se pisa y con nuestra vida analógica. Ambas realidades coexisten. 

¿Qué tiene que ver todo esto con los e-commerce? Los negocios están hoy literalmente en la palma de nuestras manos. Los usuarios pueden buscar en cualquier momento el producto o servicio que se les ocurra y comprarlo. Este acceso casi ilimitado revolucionó las formas de consumo. 

Categorías principales

Algunos sectores del mercado se insertaron mejor y más rápidamente al mundo digital que otros. Las principales categorías de e-commerce en el mundo son las siguientes:

  1. Comida;
  2. Cuidado personal;
  3. Muebles y electrodomésticos;
  4. Juegos, juguetes y tiempo libre;
  5. Tecnología;
  6. Moda.

Estas tendencias marcan también el camino de adaptación de muchos usuarios. Muchos hoy pueden aún dudar en comprar un mueble sin poder verlo antes. Sin embargo, ¿quién se negaría a pedir comida por Uber Eats? 

Y aquí te contamos un dato curioso. ¿Sabés qué prefieren comprar los usuarios de e-commerce en México?

En este país, curiosamente la categoría de productos favorita de los consumidores digitales es “moda”. En cuanto a los servicios, este dato era quizás más predecible. Los servicios de streaming llevan la delantera, junto con los de banca por Internet.

Variedades de producto

La percepción generalizada es que en Internet se encuentra mayor variedad de cada tipo de producto. Esto es fácil de entender si consideramos que, desde el celular o la computadora podemos recorrer el mundo en pocos minutos.

Como decíamos más arriba, el acceso a la información es hoy más simple que nunca en la historia. Pero, además, muchos consumidores que optan por realizar sus compras de manera digital, tienen otra explicación.

Entre los motivos principales con que los usuarios justifican sus compras digitales, se encuentra: “ofertas exclusivas en las tiendas online”. Esto sucede por dos motivos.

Por un lado, muchas marcas tradicionales buscan potenciar su tienda online liberando productos de manera anticipada en este medio. Por otro lado, cada vez son más las tiendas que funcionan exclusivamente online. En consecuencia, la cantidad de productos que se encuentran en Internet es mayor que la que se halla en góndola. 

Tamaño del mercado

El mantenimiento de una tienda física, con todos los gastos y gestiones que implica, es cada vez menos necesario para triunfar en el comercio. Y los emprendedores lo saben.

Hoy, tan solo invertir en desarrollar un buen producto o servicio y una linda tienda online es suficiente para crear una marca. La tendencia de los consumidores está cada vez más orientada a valorar estos pequeños proyectos, cuya oferta se encuentra casi exclusivamente en línea.

La evolución del e-commerce en México lo posiciona como un mercado autónomo, independiente de lo que sucede en las calles. Las tiendas online son cada vez menos un apéndice de lo que las marcas presentan en sus locales.

El digital es un mercado accesible y competitivo que se encuentra en crecimiento exponencial.

Métodos de pago

Quien crea que un buen e-commerce es solo una tienda bonita con fotos de productos, está muy equivocado. Los e-commerce revolucionaron el acceso a las compras de más de una forma. Los métodos de pago son, quizás, la principal.

Las tiendas digitales permiten una variedad de alternativas en cuanto a los métodos de pago disponibles sin precedentes. Hoy, hay opciones para todos los gustos y bolsillos.

Las tendencias son claras: el efectivo y las tarjetas de crédito van quedando de lado. Los tiempos que corren son de alternativas de pago más cómodas, personalizadas e inteligentes. 

¿Sabías que el 22% de los usuarios no finaliza su compra por no encontrar medios de pago acordes a sus necesidades? Este dato, proporcionado por Aconex en 2016, ilustra la necesidad de ofrecer diferentes alternativas.

Esto es particularmente importante si entre tu público se encuentra gente joven. Las generaciones millennial y centennial se rehúsan a utilizar tarjetas de crédito. Incorporar a tu e-commerce alternativas de pago como SlightPay te permitirá cautivar ese público que, de lo contrario, seguirá navegando por otras tiendas.

Evolución del e-commerce en México
Foto de Taryn Elliott en Pexels. Licencia CC0

¿En qué consiste SlightPay?

SlightPay trajo a México la filosofía Buy Now, Pay Later que es tendencia en el mundo. Lo que hace es habilitar pagos flexibles a tus clientes, otorgándoles un one-time-credit.

De esta manera, pueden cancelar su compra hasta en 4 pagos. La liquidez del momento dejará de ser así un factor determinante de la compra. Lo mejor de todo es que tú recibes, de inmediato,el total de la compra de contado. 

Lo que SlightPay permite es ofrecer una experiencia de compra amigable y personalizada. Esto es exactamente lo que los usuarios demandan.

Percepción de seguridad: ¿Cómo ha cambiado?

Una investigación de la Asociación Mexicana de Venta Online reflejó que las inseguridades en torno a las compras online desaparecen con la experiencia. Es decir, después de la primera compra, la percepción de seguridad se modifica radicalmente.

Entre las personas que realizan compras online, solamente el 16% declaró considerar que estas transacciones son inseguras. En cambio, entre los encuestados que no son compradores digitales, el 43% dijo que se trata de algo inseguro.

El miedo al fraude funciona acá como una especie de tabú. La percepción de inseguridad es quizás una de las principales trabas para la evolución del e-commerce en México. Sin embargo, los datos demuestran que a partir de la experiencia esta percepción cambia.

¿Qué hacer con estos datos? Hay que tener en cuenta que el fantasma del fraude determina la negación de casi la mitad de los potenciales consumidores que aún no se animaron a comprar en línea. 

Es necesario instruir a los internautas sobre aquellos riesgos que son reales y los que no. Aprendiendo a diferenciar entre una transacción segura y una que no lo es, los usuarios irán poco a poco comprobando las comodidades del comercio en línea.

El consumidor mexicano

Como dijimos anteriormente, nuestro país está por debajo de Brasil en términos de alfabetización digital. Sin embargo, año a año es más pronunciada la evolución del e-commerce en México.

Estas son las principales razones por las que los consumidores mexicanos eligen comprar en línea:

  • Envío puerta a puerta;
  • Ahorro de tiempo;
  • Mayor cantidad de ofertas y promociones;
  • Facilidad para comparar precios y variedad de productos;
  • Mayor oferta de productos que en las tiendas físicas;
  • Mejores alternativas de pago.

Impacto del COVID-19

La pandemia de Covid-19 aceleró fuertemente las tendencias de digitalización del comercio. Y el caso de México es particularmente relevante.

Mientras en el mundo las compras digitales crecieron un 27,6% durante el 2020, en México se dispararon un 81%. ¿Qué quiere decir esto?

Estos datos demuestran que en nuestro país la infraestructura y la penetración de Internet era mucho mayor que lo que los consumos digitales estaban reflejando. Cuando toda la población se vió obligada a respetar la cuarentena, muchos no encontraron mejor alternativa que comenzar a hacer compras por Internet. 

Si tenemos en cuenta lo que dijimos anteriormente sobre los tabúes de inseguridad, la situación se torna particularmente esperanzadora. La evolución del e-commerce en México acaba de empezar.

Conclusión

El e-commerce en México está en pleno auge. Si bien las tiendas en línea no son algo nuevo, el crecimiento exponencial que se está dando no tiene precedentes. Sin duda, la pandemia de Covid-19 aceleró un proceso que, de lo contrario, hubiera demorado un par de años más en concretarse.

El crecimiento del e-commerce en México y en todo el mundo está determinado por el viraje a la experiencia mobile. Este factor es importante para ser tenido en cuenta a la hora de diseñar y programar tiendas en línea. 

Por otro lado, frente a la creciente competencia, hay que estar a la altura de las demandas de los usuarios. Resulta fundamental ofrecer una excelente experiencia de compra, precios competitivos y diversas alternativas de pago.